envejecimientoucm

DEPENDENCIA Y ENVEJECIMIENTO

EL TRABAJO SOCIAL  Y LA EXTERNALIZACIÓN DE LOS mayo 16, 2013

Filed under: BELÉN,Uncategorized — ROSA @ 10:09 pm

EL TRABAJO SOCIAL  Y LA EXTERNALIZACIÓN DE LOS SERVICIOS DE AYUDA A LA DEPENDENCIA.

 

El informe del caso es el siguiente:

 

Gregorio:

Hombre de 69 años, soltero, vivía solo pero en la actualidad vive en el mismo domicilio junto a él  una sobrina  y el hijo menor de ésta.

Anteriormente, el usuario no mantenía ningún tipo de contacto con sus familiares, pero por motivos económicos y porque la casa pertenecía  a sus padres ésta, ha decidido ocupar la casa propiedad de su padre y del usuario.

 

El usuario tiene problemas de movilidad  ya que, tiene artrosis en las rodillas y padece la enfermedad del Parkinson, esto le imposibilita la realización de muchas de las actividades básicas de la vida diaria.

Siempre ha tenido como red de apoyo principal a las vecinas, que se ocupan de sus cuidados y de algunas tareas.

 

A mi llegada al domicilio este me comenta que la relación que mantiene con la sobrina y con el hijo de ésta es distante y tensa. La sobrina no aporta ningún tipo de ingreso económico para el mantenimiento de la casa y tampoco  presta ayuda y cuidados a su tío.

 

El usuario se encuentra en espera de ser valorado por los profesionales de dependencia, para la prestación del SAD (Servicio de Ayuda a Domicilio).

Gregorio fue derivado a UCALSA (Servicio de Comida a Domicilio) de forma urgente tras haber salido del hospital por haber sufrido un accidente, en las escaleras del portal que dan acceso al domicilio.

 

El usuario tiene de renta media per cápita  693€, pero la pensión que percibe mensualmente es de 600€.

 

El baremo establecido en el pliego de condiciones por el Ayuntamiento de Madrid para las aportaciones de los usuarios según la RMPC por el servicio prestado por UCALSA  es:

 

Hasta 257,56………………………  0.59

Desde 257.57 hasta 283.38…………0.88

Desde 283.39 hasta 325.88…………1.29

Desde 325.89 hasta 374.73…………1.82

Desde 374.74 hasta 439.39………….2.53

Desde 439.40 hasta 512.32………….3.41

Desde 512.33 hasta 599.93………….4.52

Desde 599.94  en adelante…………   5.64

 

Según este baremo la aportación que debe hacer Gregorio por la prestación del servicio es de 5.64.  Como recibe comida los siete días de la semana, el coste total  por el servicio es de 170€.

 

A mi llegada al domicilio,  el usuario me comenta que le resulta imposible hacer frente a este gasto mensual, ya que, solo le damos el menú de la comida pero que la cena y el desayuno debe costeárselo él y que debido a la actual situación, le resulta económicamente imposible, pero que a la vez no puede prescindir del servicio debido a que el no está capacitado para hacerse la comida y que tampoco, tiene a nadie que le pueda prepara la comida diariamente.

 

El dilema ético que se me plante ante este caso como trabajadora social es el siguiente.

 

La empresa UCALSA ofrece contratos privados a los clientes por un coste inferior al que se le ofrecen a los usuarios que acceden al servicio de forma pública, es decir, a través de los Servicios Sociales del distrito al que pertenezca el usuario. El coste del menú diario de forma privado es de 4€.

Ante la situación económica de Gregorio se me plantea como solución ofrecerle el servicio de forma privada, pero esto no es posible ya que, el Ayuntamiento de Madrid ha otorgado la gestión y la prestación de este servicio a UCALSA con el requisito de ofrecer este servicio única y exclusivamente a los usuarios que sean derivados desde los Servicios Sociales.

Respecto a la lealtad del trabajador social frente a la institución de la que forma parte, me resulta ambigua ya que, no se si es UCALSA o el Ayuntamiento de Madrid, que es el que solicita el servicio siendo este, el principal y el supuesto único cliente de la empresa.

Las dos opciones que se me plantean son las siguientes:

 

– Ofrezco el servicio de forma privada al usuario, con el objetivo de que pueda costearse el servicio y así ser cubierta esta necesidad.

 

– No se lo ofrezco debido a que, si el  Ayuntamiento de Madrid se entera de que UCALSA está ofreciendo el servicio para  su propio beneficio, la empresa de la que yo formo parte sería multada y ya no podría ofertar el servicio de forma privada.

 

Otras cuestiones que se me plantean respecto a este situación son:

 

 ¿Es ético el comportamiento de la empresa?

 

¿Es adecuado  el coste establecido según la RMPC del usuario sin llegar a tener en cuenta la situación real del usuario?

 

¿La externalización es ética, rentable  y positiva para el mantenimiento de los servicios públicos?

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s