envejecimientoucm

DEPENDENCIA Y ENVEJECIMIENTO

CASO LEONILA junio 5, 2013

Filed under: ROSA MARÍA SÁNCHEZ MORENO,Uncategorized — ROSA @ 9:53 am

Rosa Sánchez Moreno

PRESENTACIÓN DE UN CASO

El siguiente caso se presenta en una Residencia de Mayores y Centro de Día de la Comunidad de Madrid, en el que se presenta un dilema ético en base al principio de autonomía del usuario, y el principio de beneficencia.

Cuando ingresa la residente Leonila conocemos a una señora de 78 años con plenas capacidades de actuar, tanto física como psíquicamente. A pesar de que muestra salud y ninguna enfermedad que la haga dependiente sí muestra un estado depresivo debido al fallecimiento de su marido hace dos años.

La residente se adapta a las normas del centro positivamente, aunque se niega a acudir  a las diferentes actividades que ofrecen los departamentos de Terapia Ocupacional y de Fisioterapia, y no muestra actitudes sociales con el resto de compañeros. Suele permanecer en su habitación escuchando música o la radio, viendo la televisión, y realizando labores de costura.

Tras la petición de la llave del armario de su habitación, el equipo interdisciplinar se reúne para discutir si es totalmente autónoma como para responsabilizarse de la llave, a lo que se responde positivamente por parte de todos los miembros del equipo y se le hace entrega.

Dos semanas después se encuentra a Leonila en su habitación en mal estado con una botella de lejía abierta a su lado, de la cual ha ingerido una cantidad preocupante. Ingresa urgentemente en el hospital para la realización de un lavado de estómago y curas de quemaduras del aparato digestivo.

A su regreso se hace una intervención familiar y personal, donde se exteriorizarán las preocupaciones de todas las partes, así como las soluciones que se deberán de tomar. Pero primero pedimos a la usuaria si es posible que nos exponga las causas que le han llevado a realizar la ingesta desmesurada de lejía, a lo que la residente nos responde con total normalidad, pero algo de desconfianza:

“Mi marido y yo nos hicimos novios cuando yo tenía 17 años, ¿sabe usted? Y desde entonces nunca nos hemos separado, y nos hemos querido mucho. Así que cuando llegamos a la vejez hicimos un pacto porque no sabíamos qué sería de cada uno sin la compañía del otro, llegando a la decisión de que cuando uno de los dos muriese el otro se quitaría la vida para seguir juntos en la vida que haya después”.

El impacto de este relato deja aturdidos tanto a familiares como profesionales ya que la razón que expone no sólo depende de ella, es decir, que lo ha hecho porque es una promesa que hizo a su esposo, y si no lo consigue lo sentirá como una traición.

La intervención que se realiza se hará desde los departamentos de Psicología y Trabajo Social principalmente con la función de tratar a la usuaria haciéndole entender que no puede tener esa decisión, ya que sus hijos están sufriendo con su comportamiento. Inicialmente no muestra comprensión ya que ella piensa que su marido estará sufriendo también por no tenerla junto a él.

En el centro se toman serias medidas:

-En cuanto a su autonomía, se supervisará su dormitorio muy a menudo ya que ha puesto en peligro su vida, y se hará la retirada de la llave de su armario, en el cual guardó anteriormente la botella de lejía que utilizó para intentar suicidarse.

-Se realizarán supervisiones diarias de los objetos que guarda en su habitación, contando con el consentimiento previo aceptado por la familia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s